Blog

Inversiones Financieras: todo lo que debe saber para empezar

INVERSIONES-FINANCIERAS

Las inversiones financieras son un campo inexplorado para muchas personas. Si tiene algo de dinero extra ahorrado o ha mantenido una disciplina de ahorro, tal vez se haya planteado las distintas vías que existen para sacarle un rendimiento adicional a ese dinero, moverlo o depositarlo para que crezca por su cuenta y no se quede simplemente acumulando polvo.

Con los depósitos bancarios a plazo fijo a rendimientos ridículos (en torno al 1,4% máximo, a los que descontar costes y comisiones), invertir suena cada vez mejor. Pero ¿cómo invertir mi dinero?

Los primeros pasos en las inversiones financieras

Al pensar en inversiones financieras o en invertir en la bolsa, hay criterios fundamentales que se deben considerar:

  • El dinero disponible para invertir
  • El horizonte temporal
  • La tolerancia al riesgo

Lo primero es calcular la cantidad de dinero a invertir. La cantidad inicial invertida determina el rendimiento general que obtendrá. En igualdad de condiciones, cuanto más invierta, mayores serán sus rendimientos, asumiendo un rendimiento promedio de mercado. La cantidad que necesita invertir depende de sus objetivos de inversión específicos. Si solo quiere jugar con la inversión, una pequeña cantidad debería estar bien (un importe que esté dispuesto a perder). Si está intentando ahorrar para la jubilación o una segunda residencia, deberá invertir más.

El segundo componente crítico es el tiempo. La rentabilidad de una inversión en particular no solo depende del monto invertido inicial, sino también de la duración de la inversión. Durante un largo período de tiempo y con algo de suerte, una inversión de 10,000€ puede crecer y multiplicarse. En un período corto, por el contrario, podrían funcionar peor y perder valor. Es por eso que toda decisión de invertir en la bolsa debe determinarse por el tiempo de inversión.

Finalmente, se debe considerar el riesgo al que está dispuesto a exponerse con sus inversiones financieras. Diferentes personas tienen diferentes tolerancias al riesgo. Si tiene una alta tolerancia al riesgo, podría estar bien invirtiendo en valores de mayor riesgo, como acciones o divisas, pero si la tolerancia es menor, se deben buscar activos más estables o seguros, como los ETFs, los bonos o los índices.

Los principales tipos de inversiones

Existen muchos tipos de inversiones financieras y, en la mayoría de los traders, lo que mejor funciona es establecer una cartera diversificada:

  • Entre activos: acciones, bonos, criptomonedas, energías, metales y otros, en distinta medida y de forma combinada y equilibrada, lo que también modula el riesgo.
  • Dentro de un mismo tipo de activo, distintos mercados: de entre las acciones, escoger empresas de distintas nacionalidades, o distintos bonos, y criptomonedas variadas, para limitar la exposición a un mercado concreto.

Todos los tipos de inversiones financieras tienen diferentes rendimientos esperados y diferentes niveles de riesgo. Hay muchos otros tipos y subtipos de inversión, pero la mayoría de los operadores operan con los siguientes tipos:

1. Las acciones

Las acciones representan una acción de una empresa. Cuando compra acciones, se convierte en copropietario de una empresa. A medida que la empresa aumenta de valor, sus acciones aumentan de valor.

Los traders ganan dinero en este tipo de inversiones financieras comprando acciones y vendiéndolas más tarde una vez que el valor ha aumentado. Los accionistas suelen tener algunos privilegios de voto con respecto a la estructura de la empresa. Las acciones ordinarias también pueden darle derecho a una parte de las ganancias de la empresa, que se pagan trimestralmente en dividendos, aunque no todas las empresas otorgan dividendos (Amazon es un claro ejemplo de empresa que nunca ha pagado dividendos).

En general, las acciones individuales tienen el mayor riesgo de todas las clases de valores. Esto se debe a que el rendimiento de las acciones está directamente relacionado con el rendimiento de una empresa específica. Si a la empresa le va bien, sus acciones aumentan de valor, pero si a la empresa le va mal, sus acciones disminuyen de valor. Es posible perder toda su inversión en acciones si la empresa no lo hace bien.

Al mismo tiempo, las acciones tienen el mayor potencial de crecimiento y recompensa de todos los valores. En teoría, el valor de las acciones puede aumentar infinitamente y el único límite real sobre la cantidad de acciones que puede poseer es la cantidad de capital que puede invertir.

Riesgo: Comprar acciones es un tipo de inversión considerada de riesgo medio y recompensa elevada.

2. El Forex: los pares de divisas

El comercio de divisas se ha convertido en uno de los mercados más grandes y fuertes del mundo, y una de las inversiones financieras más populares. Forex significa divisas extranjeras y tiene muchas abreviaturas, entre ellas FX. El cambio de divisas es simplemente el proceso de intercambio de divisas de una a otra. Por tanto, el mercado de divisas es donde se negocian las divisas. Las monedas son utilizadas y reconocidas por casi todos los que participan en la sociedad porque las necesitamos para muchas cosas.

El mercado de Forex, uno de los mayores por volumen del mundo entero, está activo las 24 horas del día, 5 días y medio a la semana, lo que significa que puede operar en el momento que más le convenga. Al ser extrabursátil (OTC), los traders de Forex pueden situarse en cualquier localización física y en cualquier horario diurno o nocturno para operar con pares de divisas.

Aspectos clave de invertir en Forex:

  • Los tipos de cambio definen cuánto vale su moneda en otra moneda. Puede considerarlo como el precio que tendrá que pagar para comprar una moneda en particular.
  • Un par de divisas es la cotización de una divisa de dos países acoplados para negociar.
  • El comercio de divisas tendrá un precio de compra y venta. La oferta es el precio al que desea comprar la moneda y el pedido es el precio al que desea vender.
  • La especulación cambiaria ocurre cuando los comerciantes compran y mantienen divisas con la esperanza de que cambie de valor.
  • Una cobertura es una inversión que protege sus finanzas del riesgo de cambiar los valores de la moneda.

Riesgo: Invertir en Forex tiene asociado un riesgo elevado debido a la volatilidad, pero con un alto potencial de rendimiento.

3. Las criptomonedas

Invertir en criptomonedas se ha convertido en una normalidad más desde hace unos años. Las criptomonedas son monedas virtuales con un respaldo de criptografía y en base a redes descentralizadas de estilo blockchain. En resumidas cuentas, estas inversiones financieras no han dependido nunca de ninguna autoridad bancaria de un país así que son independientes a cualesquiera manipulaciones de los mercados.

Con alta volatilidad y la promesa de mayor adaptación y adopción creciendo día tras día, es habitual ver las criptomonedas como un activo más ofrecido por la gran mayoría de brókeres online. Bitcoin fue una de las primeras, pero ahora mismo existen más de 2000 criptomonedas distintas, si bien unas 30 (Litecoin, Ethereum, Ripple, etc.) son las que permanecen como las más populares y cuentan con mecanismos de historial de transacciones que garantizan su seguridad e imposibilitan el fraude a la hora de invertir en criptomonedas.

Riesgo: las criptomonedas son un activo financiero de alto riesgo y alto rendimiento.

4. Los índices

Invertir en índices consiste en colocar dinero contra un abanico de activos (acciones) conjuntados de acuerdo con su relevancia en un determinado país o mercado, por motivos varios: su relevancia, su representación, su tamaño o su liquidez, entre otros factores. Algunos índices famosos son el IBEX35 (España), el S&P500 y el NASDAQ (E.E.U.U.), DAX (Alemania), NIKKEI (Japón) entre otros.

Es una vía a considerar el invertir en índices de forma activa (distribuyendo el peso manualmente) o de forma pasiva (replicando el índice entero en su conjunto por la vía ETFs o también con los fondos de gestión pasiva o indexada). Los índices, como inversiones financieras, tienen consideración positiva para objetivos a largo término, donde impera el principio de que el mercado crece siempre a muy largo plazo respecto a los posibles altibajos que pueda experimentar a muy corto plazo.

Invertir en índices reduce el riesgo de la cartera y aumenta la diversificación, aunque la rentabilidad será menor que en otros activos.

Riesgo: bajo, con buen rendimiento a largo plazo

5. Los commodities: materias primas, energías y metales

Las materias primas (algodón, café, naranjas, etc.), energías (crudo, gas natural, etc.) y metales preciosos (oro, plata, platino, paladio, etc.) conforman un grupo llamado commoditieso mercancías. Al tratarse de mercados bursátiles con volatilidad variable, su valor es estable y son considerados un activo de diversificación y de reducción de riesgo. Traders hoy en día también pueden rentabilizar su dinero mediante el uso de contratos de futuros o productos cotizados en bolsa (los llamados ETP) que replican directamente un índice de materias primas en concreto.

Con el tiempo, las materias primas tienden a proporcionar rendimientos que difieren de otros activos. Invertir en oro es una de las formas de inversiones financieras más antiguas y considerada “segura”. Los precios de las materias primas individuales pueden fluctuar debido a factores como la oferta y la demanda, los tipos de cambio, la inflación y la salud general de la economía. En los últimos años, el aumento de la demanda debido a proyectos de infraestructura globales masivos ha influido en gran medida en los precios de las materias primas.

Riesgo: medio, con rendimiento positivo a medio y largo plazo

Aspectos clave a tener en cuenta

No importa cuánto dinero esté invirtiendo, aquí hay algunas cosas clave a tener en cuenta en toda clase de inversiones financieras y en general operando mercados:

  • Dibuja una hoja de ruta financiera: Nunca debe invertir sin un objetivo. Cada decisión de inversión que tome debe estar orientada hacia esos objetivos. Sin un plan elaborado, corre el riesgo de apoyarse en una esquina y despilfarrar su potencial de inversión.

 

  • Encuentre su nicho: Si va a ser un inversor experto, entonces tendrá que encontrar su área de experiencia en inversiones. Elija una industria que esté familiarizado o en la que esté interesada y trate de convertirse en un experto en ella. Cuantos más conocimientos especializados tenga sobre un sector en particular, más inteligente será elegir inversiones.

 

  • No se asuste: cada inversión irá mal en algún momento. Es mejor no reaccionar de forma emocional y vender cuando lo indicado es haberse mantenido. La paciencia puede superar una recesión del mercado 9 de cada 10 veces.

En conclusión

Las estrategias anteriores están destinadas a ser tomadas como sugerencias. Al final del día, la forma en que invierte su dinero depende de usted. Tal vez lo más importante a tener en cuenta es que la creación de riqueza de la inversión lleva tiempo. A menos que usted sea extremadamente afortunado, generalmente no hay manera de hacerse rico rápidamente con la inversión.

Invertir grandes cantidades de dinero requiere paciencia, disciplina y una especie de sabiduría práctica que solo puede obtener de la experiencia. No puede asustarse y salir cuando alguna inversión lo hace mal y no puede dejar que sus emociones comprometan su estrategia o la pongan de entredicho.

Como pensamiento final de resumen: No importa cómo elija invertir su dinero, pero asegúrese de que se alinea con sus objetivos financieros a largo plazo. Tendrá que sentarse y hacerse preguntas sobre lo que valora y cómo llegar hasta allí.

Preguntas frecuentes

¿Es mejor invertir a largo plazo o a corto plazo?

Asegúrese de tener un cronograma de inversión claro. Trate de establecer metas de unas inversiones financieras con fechas definidas como “Tendré 50,000€ en acciones de energía para la fecha X.” Una vez que establezca sus cronologías, es mucho más fácil elaborar planes para alcanzar sus metas.

¿Cuáles son los riesgos de las inversiones financieras?

Toda inversión implica algún riesgo, por lo que necesita averiguar cuánto riesgo está dispuesto a exponerse a sí mismo. Cuanto más riesgo esté dispuesto a tolerar, más posibilidad de grandes rendimientos, porque las inversiones con mayores riesgos tienen a proporcionar mayores beneficios, pero también más posibilidad de que algo salga mal.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *